domingo, 11 de noviembre de 2007

Buscando el equilibrio...


El último día que asistí a clases de danza, regresé a casa ligeramente desilusionada, debido a que me bloqueo de tal manera que parezco un pajarito al que la han cortado las alas e intenta volar inútilmente. Esto no suele pasarme cuando estoy en casa, sola, a mi aire y sin nadie a mi alrededor, entonces me pregunto? cómo quiero continuar danzando si me asusto, me paralizo y no me sale nada en cuanto noto que hay más de dos personas?? es normal q me pase esto?


Me da rabia, porque realmente disfruto del baile, me siento enamorada de la música, pero tengo un atasco en los movimientos, un miedo enorme!!.... una belly dancer con miedo escénico!


No sé si tengo remedio, si habrá alguna solución para esto, porque sinceramente reniego a dejar el baile, en estos momentos es lo único que me mantiene ilusionada, con ganas de seguir adelante, luchar y visualizar una vida más tranquila. Sigo o lo dejo??????

5 comentarios:

Nejsret dijo...

Si te refieres a dejar el baile ¡¡¡¡NOOOOOOOO!!!!
Creo que tienes que analizar porqué te pasa eso e intentar solucionarlo. Si es por vergüenza, porque se te olvidan los movimientos, por complejos, lo que sea, intenta aislar el problema y busca soluciones para que disfrutes al bailar, tanto sola como con gente.
Por ejemplo, empieza por bailar para gente que quieras que te vea, tus padres, herman@s, novi@s, amig@s, etc. En clase, baila para ti, no te compares con las demás y no pienses que te están observando: seguramente cada una irá a lo suyo; y si te miran, probablemente estén intentando aprender. Ignora los comentarios con mala leche y quédate con la crítica constructiva.
Espero haberte ayudado un poquito, porque sería una pena que dejaras de bailar, si realmente te gusta, por miedo o vergüenza.

Anónimo dijo...

totalmente de acuerdo con nejsret!no lo dejes.sé cómo te sientes porque también he pasado por ello,en mi caso me pasaba sobre todo por la timidez y otra cosa que se relaciona directamente: creer que mis compañeras eran mejores,q mi nivel siempre iba por debajo. vas compartiendo opiniones y sentimientos y descubres que los comienzos son iguales para todos y que en el fondo la danza no es una comparación, sino una interpretación de tus sentimientos. creo en mi caso q esa timidez la canalizo cuando bailo y la propia rabia que me da que no salgan las cosas por timidez hace que me olvide de las demás y me centre en disfrutar de la música y del movimiento.mucho ánimo guapa!!Estaré pendiente de tu blog para conocer cómo te ha ido.bss

NinfA_OccidentAl dijo...

Gracias anónimo!! creo que voy mejorando, sobretodo porque me propuse concentrarme en clases y hacer lo mismo que en casa: hacer de cuenta que no hay nadie más!!! besitos y gracias por entrar!!

Nejsret dijo...

Yo voy a Carolina los martes. Tal vez coincidamos cuando recuperemos alguna clase!

Laire dijo...

Me ha encantado esta entrada porque leyendote me he sentido identificada.

Hace unos años me pasaba lo mismo que a ti. Cuando me miraba alguien me quedaba paralizada, no me atrevia a moverme y si lo hacía no coordinaba más de dos movimientos seguidos.

Un dia la profesora que tenía por aquel entonces, me llamó para preguntarme si queria ir con ella a bailar a un hotel donde le habia salido un trabajo y le habian pedido más bailarinas. Pensé que no sería capaz pero aún así decidí intentarlo y acepté.

Fué un desastre jajajajaj, me pisé la falda, me tropecé, le dí un bastonazo a mi profesora, olvidé todas las coreografías... Me temblaba hasta el cielo de la boca de los nervios y lo pase muy mal pensando que lo estaba haciendo tan mal que jamas volveria a darme la oportunidad de ir con ella a más espectáculos.

Me siguió llamando y seguí bailando pese al miedo y los espectaculos desastrosos que yo hacía.

Ya han pasado tres años desde aquello. Sigo teniendole respeto a subirme a un escenario pero con el tiempo y sobre todo con la practica y la experiencia, se pasa del terror al disfrute.

Poco a poco conseguirás disfrutar tanto bailando en público como lo haces sola en casa.

NO LO DEJES JAMAS. Es cuestión de tiempo. Por experiencia te digo que no dejes que el miedo te impida hacer aquello que te gusta y con lo que disfrutas. Solo es cuestion de práctica y tiempo.

Estoy convencida que lo conseguirás.
Un beso