viernes, 29 de agosto de 2008

Premoniciones


Pienso que la extravagancia, es el estigma de los que no saben ganarse la vida honradamente…

Tus muros ya se han roto, recuerdo haberte dicho que eran frágiles.

A pesar de todo, este no fue el final que te deseé, lo visualicé inconscientemente, olvidando lo traviesa que es mi mente.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Suenan a palabras tristes, espero que estés bien :)

Un besote!!!

Anya dijo...

Lo estoy cielo! gracias por preocuparte!, son ideas que pasan sin que pueda ejercer control sobre ellas y al final, zas! se me devuelven en la cara hechas realidad, besotes!

Anónimo dijo...

Aunque suene a melodías de tristeza, sé que tu corazón es más valiente y fuerte que tu mente más traviesa.
Disfruta, y que no decaiga tu ánimo preciosa.
Besos a millones! voy corriendo a leer las últimas entradass!!!!

CalidaSirena dijo...

Hay cosas que se vienen venir y aunque duelan las tenemos que dejar fluir..
Besos y cariños grandes

Anónimo dijo...

Me gusta lo que no comprendo :) Y más si le/la pisas.

Anónimo dijo...

Espera. Sin números. Que estoy... y no

Nel.la dijo...

Tristes palabras... la mente es muy traviesa (¿a mí qué me van a decir?), pero el espíritu es mucho más fuerte que ella, y poco a poco hemos de ponerle riendas para que juegue a nuestro favor.

A veces tenemos premoniciones que luego se cumplen... en todo caso no nos viene de nuevo ya que de alguna manera lo veíamos venir. Hay que aceptarlo y actuar en consecuencia, para bien nuestro.

Me dejas preocupada entre el comentario que me escribiste y esta entrada... no sé exactamente qué pensar, espero equivocarme. Si necesitas algo, ya sabes que puedes escribirme, vale?
No decaigas. Volver atrás no es bueno, además, ya sabes lo que te puedes encontrar porque ya has estado ahí, y no es nada bueno.

Ánimo.